La Promoción Escolar

 

Abordado lo referente al cambio de paradigma educativo por parte de docentes e instituciones educativas, el compromiso inherente de la familia en los procesos educativos y formativos de los menores de edad y el problema de la evaluación, es tiempo de abordar lo concerniente a la promoción escolar. Haciendo memoria de la práctica educativa tradicional, hago referencia a quienes fueron mis maestros en la escuela primaria y secundaria, incluso en la universitaria, conceptuaban estos que sus estudiantes sabían mucho porque sacaban buenas notas, mientras que quienes sacaban malas notas eran duros para aprender, muchos de esos que eran duros para aprender terminaron siendo buenos y exitosos negociantes e incluso líderes populares, mientras que la mayoría de los demás terminaron siendo buenos académicos y teóricos que se demoraron bastante para encontrar adecuadamente su lugar en el mercado laboral y social.

Es decir, la motivación escolar para muchos de la generación nombrada era la de sacar buenas notas, la expectativa de padres de familia era la de llegar a la reunión y hallar en los boletines de notas buenas calificaciones, era fácil distinguirlas de las otras ya que diferían en color, las malas notas se escribían en rojo, no había mayor diferencia con el sistema universitario, el afán de las buenas notas continuaba, la diferencia, tanto buenas como malas calificaciones estaban en rojo. La expectativa de los maestros de aquel entonces,  poder terminar el programa.

Con el paso de los años y las administraciones en el Ministerio de Educación las calificaciones numéricas fueron cambiadas por  conceptos y estos se representaron con letras que terminaron convirtiéndose en problemas algebraicos que llevaron a muchos colegas a promediar mágicamente las letras rompiendo con toda la lógica algebraica,  facilitado ello por la homologación que muchos hicieron de las letras al sistema numérico contradiciendo de paso todo un desarrollo por competencias, por procesos educativos y que no pudieron dejar atrás a los buenos y los malos estudiantes;  ello dictaminado por el buen o mal rendimiento del estudiante en solo algunas de las áreas de conocimiento, llevando a sustentar como criterios de promoción en un desarrollo por procesos y educación por competencias que la “pérdida” de tres o más áreas daba derecho al estudiante a repetir todo el proceso de nuevo. La diferencia con el sistema de calificación numérico; que las malas notas ya no están con rojo, ya llevan resaltador encima y el año se “pierde” a la manera antigua.

Hoy aún la educación por procesos sigue reclamando su validez y la intervención efectiva de todos los actores educativos, el desarrollo de competencias sigue reclamando integración curricular y transversalidad de las áreas de conocimiento, en algunos casos haciéndolos efectivos a través de proyectos integradores que se reducen en la mayoría de los casos a negociaciones entre áreas para desarrollar algunas temáticas en forma conjunta,  simultánea o correlacionada.  Suenan como a contradicciones ya que un vasto sector del magisterio reclama para respaldar estos “procesos” las calificaciones, les sirven indiferentemente que sean numéricas o alfabéticas  ya que al fin y al cabo terminan siendo numéricas (por las homologaciones o equivalencias subsecuentes) que terminarán por determinar como criterios para decretar la repitencia del año escolar el número de áreas y o asignaturas “perdidas”. Ello conduce en esta reflexión a cuestionar a docentes e instituciones ¿dónde quedan entonces los procesos y el desarrollo de competencias?.

La reflexión educativa y formativa, debe ser un proceso permanente en la mente del maestro y las organizaciones educativas para avanzar en sus prácticas y el desarrollo de su filosofía institucional, esa es la mejor alternativa del maestro.
El tema de la juventud y la familia. Contrasta con el concepto de educación y cobertura, cuando en el aspecto social y económico parece que el ingreso es preocupación mayor que el destino y proyecto de vida de niños y jovenes.

 
Hoy habia 1 visitantes (11 clics a subpáginas)
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=