Naci en Pereira (Risaralda) el dos de julio e 1965, noveno entre los once hijos de Esther y Camilo. Realicé mi educación primaria en la escuela Marco Fidel Suárez, posteriormente la secundaria en el Colegio Juvenal Cano Moreno(hoy complejo educativo "La Julita"), de donde egresé como Bachiller Académico, alcanzando años mas tarde el título de Licenciado en la Universidad Tecnológica de Pereira en el área de las Matemáticas y la Física.

Inicié en la década de los 90 mi recorrido pedagógico como docente por contrato en el Instituto Agustín Nieto Caballero en el Municipio de Dosquebradas  y seguidamente en el colegio Manuel Elkin Patarroyo del mismo municipio, luego con nombramiento provisional en el minicipio de Pereira ejerciendo el cargo de docente en el Colegio Central de Combia en zona rural en la via que conduce al Municipio de Marsella;  continúo mi tarea con nombramiento como  docente de tiempo completo en el Instituto Mistrató del municipio del mismo nombre, prosiguiendo posteriormente en el Bachillerato Nocturno Anexo al Instituto Santuario, de Santuario (Risaralda). De allí al Colegio Rural La Palmilla de zona rural del municipio de Pereira sobre la vía que conduce al municipio de Alcalá(Valle), complementando esta labor como catedrático de la Universidad Tecnológica de Pereira en el programa de Jornadas Especiales (ingenierías nocturnas) asumiendo las cátedras de Algebra Lineal y Ecuaciones Diferenciales. Alterno a mis ocupaciones profesionales desarrollé trabajo social cooperativo asumiendo responsabilidades en la Cooperativa de los Trabajadores de la Educación de Risaralda "Cooeducar" por cerca de diez años en los cuales serví como vicepresidente del Comité de Educación Cooperativa y como consejero suplente en el Consejo de Administración. me ocupé además de escribir durante este tiempo como columnista en el periódico de la cooperativa desarrollando la idea cooperativa, la ironía politica y social desde la columna "Mi Gente". Actualmente desarrollo mi actividad pedagógica en la Institución Educativa Inem Felipe Pérez desde el cargo de coordinador liderando los procesos curriculares planeados para grado 8 y 9 en la jornada de la mañana. Recientemente he concluído un interesante diplomado en Gestión Pública como una oportunidad de capacitacón al respecto ofrecida por la Secretaría de Educación Municipal. 





Soy autor de la obra pedagógica y filosófica LA ALTERNATIVA DEL MAESTRO, en ella procuro explorar lo concerniente  a las teorías del conocimiento y sus más notables exponentes tratando de poner al descubierto que la docencia debe llevar consigo una búsqueda como profesional de la enseñanza a un reflejo ante quienes aprenden de él como un maestro, como alguien digno de ser recordado gratamente a pesar del paso del tiempo y las generaciones escolares.

El maestro, como cualquier profesional, luego de una intensa reflexión, llegué a la conclusión que debe estar en constante cuestionamiento sobre su función, su quehacer y su compromiso social. Producto de ese ejercicio reflexivo es este ejercicio literario en el cual procuro descubrirme como maestro partiendo de las bases filosóficas que rodean esta honrosa profesión y que pongo a consideración de quienes pueden tener más autoridad que yo,  y que sé,  me pueden aportar en el perfeccionamiento de mi ejercicio profesional. 

Algunas teorías de la educación muestran el ideal del maestro como acompañante en el proceso de renovación educativa. La naturaleza compleja de esta, referida anteriormente, también dejar ver, aparte de que hay una gran división en el trabajo pedagógico, que se hace necesario un cambio de actitud del maestro frente al conocimiento y al alumno, se convertirá de esta forma, en ocasiones, en instructor, guía, motivador, facilitador, organizador, administrador, modelo, recurso, planeador, desarrollador, evaluador, consejero, medio de consulta; obligándose a desarrollar y dinamizar cada una de las facetas que debe mostrar para hacer más efectivo el proceso de educación y a la vez de formación; se presentan en este aspecto múltiples factores que debe manejar con criterio y con inteligencia.  

 

La reflexión educativa y formativa, debe ser un proceso permanente en la mente del maestro y las organizaciones educativas para avanzar en sus prácticas y el desarrollo de su filosofía institucional, esa es la mejor alternativa del maestro.
El tema de la juventud y la familia. Contrasta con el concepto de educación y cobertura, cuando en el aspecto social y económico parece que el ingreso es preocupación mayor que el destino y proyecto de vida de niños y jovenes.

 
Hoy habia 1 visitantes (12 clics a subpáginas)
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=